Saltar al contenido principal

¿Qué es el Edge Computing y por qué deberías prestarle atención?

El crecimiento acelerado y los avances tecnológicos de los dispositivos de IoT están generando volúmenes de datos que antes eran impensables. Estos seguirán creciendo en los próximos años, y se multiplicarán a medida que los dispositivos móviles se conecten a redes de 5G.

Desde vehículos conectados hasta robots inteligentes en el sector industrial, la cantidad de datos que estos generan aumenta cada vez más, pero la mayor parte de ellos no se explota ni se utiliza en absoluto. El Edge Computing los aprovecha para proporcionar información de valor y análisis predictivos en tiempo real, lo que desemboca en una mejora de la calidad y una ampliación del valor.

Gartner estima que para 2025, el 75% de los datos se procesará fuera del centro de datos tradicional o cloud

Esta unión va a ser clave en el futuro de la industria inteligente y tendrá un gran impacto en todos los sectores, dando un giro a las operaciones e impulsando la innovación. ¡Te contamos todas las claves!

¿Qué es el Edge Computing?

El Edge Computing es una infraestructura de informática distribuida en la que los datos del IoT (Internet of Things) son procesados, a partir de sensores, en la periferia de la red (computación en el borde), en la misma o lo más cerca posible de la fuente que los genera.

Como su nombre indica, edge significa borde, por lo que el procesamiento de los datos no se realiza de forma central en la nube, sino que se realiza de forma descentralizada al borde de la red.

Su alcance y repercusión afecta a actividades que requieran bajas latencias (tiempo en el que la información tarda en ir al servidor y volver), manejen datos pesados o impliquen más interactividad y sensibilidad a la distancia con los puntos de red. Un claro ejemplo es el consumo de contenidos de vídeo, sobre todo bajo demanda, pero se puede extrapolar a todo tipo de sectores, como las fábricas, la logística, las Smart Cities, el IoT…

Además, es fundamental para el desarrollo de la realidad aumentada, donde la latencia baja mantiene la coordinación entre lo que se hace y lo que se ve. Otro ejemplo son los coches inteligentes, que estarán conectados a cámaras y sensores que captarán información del entorno en tiempo real.

Beneficios Edge Computing

La gran ventaja del Edge Computing es que permite a las empresas un gran ahorro de tiempo y dinero, pues analiza los datos en tiempo real, algo fundamental en industrias como la sanitaria, financiera, retail o telecomunicaciones. Este aumento de la velocidad en el análisis de los datos mejora de forma exponencial los procesos internos de las empresas.

Además, aborda la centralización los servicios en un grupo de datos grandes que el cloud computing no puede de forma adecuada. Se centra en varios sitios informáticos más pequeños que disminuyen el coste de la red, evitan las restricciones de ancho de banda, reduces los retrasos en la transmisión, aseguran una mejor seguridad de los datos confidenciales, reducen los tiempos de carga…

Otra de las ventajas es la capacidad de trabajar en un entorno dedicado, que garantiza la privacidad de la información y de la gestión local, sin la necesidad de desplegar una infraestructura compleja dentro de las empresas.

Cloud Computing VS Edge Computing

La gran diferencia entre el Edge y el Cloud Computing es que la primera reduce el consumo de energía, de ancho de banda y del tiempo de respuesta. Pero no son las únicas ventajas:

  • Diversificación: conforme los dispositivos de IoT se hagan más presentes en nuestra vida diaria, el Edge Computing será cada vez más imprescindible para evitar que el sistema colapse.
  • Ciberseguridad: si diversificamos la información en múltiples dispositivos, los datos estarán aún más protegido, y si un entorno recibe un ataque, el daño será mínimo.
  • Velocidad: como los datos se procesan lo más cerca del lugar de origen, la la respuesta es inmediata.

 

Sin embargo, no hay que tomar el crecimiento del Edge Computing como el final del Cloud. Nada más lejos de la realidad, pues ambas se dirigen a un modelo de computación en el que se presentan como complementos, incluso como modelos híbridos para optimizar procesos según las necesidades.

El Cloud llegó en un momento de necesidad de disminuir el uso de hardware sin renunciar a la ciberseguridad. La computación de borde aterriza en un mundo que está cada vez más conectado y donde el IoT está cada vez más presente, por lo que su uso perfecciona el sistema cloud y se transforma en un intermediario para un uso más inteligente, eficaz y seguro.

Edge Computing y IoT

Como os hemos ido comentando en los puntos anteriores, el Edge Computing y el IoT son la gran pareja inseparable que marcará el futuro de la cuarta revolución industrial.

Los dispositivos IoT reciben y envían datos por medio de redes sin la intervención humana directa. Aquí es donde el Edge Computing se torna imprescindible, pues en el momento en el que estos aparatos necesitan procesamiento y transmisión en tiempo real, no pueden sufrir problemas de lentitud o problemas en la conexión. El Edge Computing hace posible la administración de los datos de manera más directa, dándole a los dispositivos de IoT una mayor capacidad computacional y de procesamiento alejados de la nube.

Edge Computing y 5G

Podemos definir al 5G como la quinta generación de la comunicación móvil, la cual va a permitir la hiperconexión entre una gran variedad de dispositivos que van más allá del teléfono móvil o el ordenador.

Aunque la radio del 5G es más rápida que la del 4G, las ventajas que aporta no sirven de nada si los contenidos y aplicaciones no se acercan al lugar donde se consumen o ejecutan. Es aquí donde entra en acción el Edge Computing, procesando esta información en el lugar donde se generan, sin necesidad de llevarlos a la nube una y otra vez. Ambas están transformando la forma en la que empresas, gobiernos y consumidores interactúan y hacen negocios, y que se dirigen a servicios revolucionarios e innovadores.

Network

El 5G trae un cambio radical en la conectividad de usuarios y dispositivos, proporcionando mayor capacidad y velocidad, menor latencia, mayor fiabilidad, más automatización, flexibilidad, rentabilidad…

Esto se traduce en una inmediatez absoluta, y que hace posible abrir un mundo de aplicaciones que hasta ahora eran impensables. La unión de ambas tecnologías promueve un cambio exponencial en el uso de sensores, robots, energía inteligente…

En definitiva, las soluciones de Edge computing están destinadas a mejorar la experiencia de empresas y usuarios individuales, sin importar el sector.

Edge Computing según sectores

Son muchos los sectores que se están sumando a esta modalidad de red, ya sean del sector bancario, minero, industrial, telecomunicaciones… Prácticamente en todas las empresas se están trazando estrategias diseñadas para personalizar las experiencias del cliente, avivar las acciones y permitir que estas no se interrumpan en ningún momento.

El Edge Computing les está permitiendo adoptar una arquitectura informática descentralizada de forma masiva, pero cada caso necesita un tratamiento particular: cloud Edge, IoT Edge o Computing móvil.

Gracias al poder de los datos, tu negocio estará preparado para afrontar cualquier desafío de la era digital. El Edge Computing va a cambiar completamente la forma de diseñar los dispositivos conectados, situando la potencia de procesamiento en una infraestructura con múltiples sistemas inteligentes. Si quieres aprovechar esta oportunidad y sumarte a esta revolución, ponemos a tu disposición los mejores expertos para que te asesoren y te guíen de forma personalizada.

logo plain concepts
Autor
Plain Concepts
Rediscover the meaning of technology

Formulario de descarga

¡Gracias!

Formulario de descarga

¡Gracias!

En breve recibirás el dossier de Sidra Data Platform en tu correo electrónico.

Formulario de descarga

¡Gracias!

En breve recibirás el dossier de Smart Concepts en tu correo electrónico.

Formulario de descarga

¡Gracias!

Recibirás el documento en tu correo electrónico.

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!

Accede a la sesión

¡Gracias!