Saltar al contenido principal
septiembre 20, 2022

¿Por qué el IIoT está cambiando el panorama industrial?

La proliferación de los dispositivos inteligentes ha dado lugar a nuevas oportunidades de negocio, así como a la automatización del trabajo y enfrentarse a nuevos desafíos para comprender las posibilidades de estas nuevas tecnologías.

Según datos de Oxford Economics, el IIoT puede impactar en industrias que representan el 62% del PIB en los países del G20 (manufacturing, energía o alimentación).

La adopción del IIoT puede revolucionar el funcionamiento de las industrias, pero ¿en qué consiste? ¿A qué retos se enfrenta? ¿Qué aplicaciones tiene? Analizamos todas ellas a continuación.

¿Qué es el IIoT?

El Internet Industrial de las Cosas (IIoT) se define como el conjunto de sensores, instrumentos y dispositivos inteligentes que se utilizan para mejorar los procesos industriales y de fabricación.

Esta red permite recopilar datos, realizar análisis y optimizar la producción, aumentando la eficiencia y reduciendo los costes. Utiliza el poder de las máquinas inteligentes y el análisis en tiempo real para aprovechar los datos que las máquinas tradicionales han producido en los entornos industriales durante los últimos años.

La filosofía que impulsa el IIoT es que las máquinas inteligentes son mejores que los humanos a la hora de capturar y analizar datos en tiempo real, además de comunicar información importante que puede utilizarse para tomar decisiones empresariales de forma más rápida y precisa.

Los sensores permiten a las empresas detectar las ineficiencias y problemas antes, ahorrando tiempo y dinero, al tiempo que apoyan los esfuerzos de inteligencia empresarial.

Los componentes principales del IIoT son:

  • Sensores inteligentes
  • Network de pasarelas inalámbricas
  • Análisis de datos a través de Edge Computing y Fog Computing
  • Aplicaciones MQTT, COAP, etc.

Beneficios IIoT

Las implicaciones financieras del IIoT dentro de la Industria 4.0 están en constante cambio. Puede que el sector aún se esté resistiendo, pero el IIoT, como otras tecnologías, está sentando la base escalable y sólida para llevar este cambio a las plantas de fabricación existentes.

Algunos de sus principales beneficios son:

  • Facilita el mantenimiento predictivo: las organizaciones pueden utilizar datos en tiempo real generados por los sistemas IIoT para predecir cuándo será necesario realizar el mantenimiento de una máquina. Así, se consigue mejorar la línea de producción, donde el fallo de una máquina podría dar lugar a la interrupción del trabajo y mayores costes.
  • Servicio de campo más eficiente: la tecnología IIoT ayuda a los técnicos a identificar posibles problemas en los equipos de los clientes antes de que se conviertan en problemas importantes, además de proporcionarles información sobre las piezas que necesitan para realizar una reparación.
  • Mejor gestión de las instalaciones: los equipos están expuestos al desgaste, pero los sensores pueden supervisar las vibraciones, la temperatura y otros factores que aceleren este desgaste.
  • Mejor satisfacción del cliente: el fabricante puede capturar y analizar datos sobre el comportamiento de los clientes con los productos, lo que les permite construir hojas de ruta con productos más centrados en el cliente.
  • Seguimiento de activos: proveedores, fabricantes y clientes pueden utilizar los sistemas de gestión de activos para hacer un seguimiento de la ubicación, el estado y la condición de los productos a lo largo de la cadena de suministro. El sistema envía alertas si los bienes están dañados o en riesgo, lo que permite anticiparse a los posibles problemas.
  • Impulsa el proceso de innovación de los productos: al aumentar la eficiencia y la productividad, crea nuevas oportunidades de negocio, así como reforzar la seguridad de los trabajadores.

Diferencias entre IoT e IIoT

Las aplicaciones actuales del IIoT están más extendidas en sectores como el manufacturing, el transporte o la energía, y se prevé que la inversión actual se duplique en 2025.

Se espera que la adopción del IIoT se traduzca en la implantación de más robots industriales (como los robots colaborativos o cobots), sistemas de mantenimiento predictivo o transporte de mercancías.

Aunque IoT e IIoT tienen muchas tecnologías en común, como las plataformas en la nube, los sensores, la conectividad, las comunicaciones entre máquinas y el análisis de datos, se utilizan con fines diferentes. Si analizamos las diferencias del IIoT con el IoT, la principal es que esta última está más enfocada a servicios para los consumidores, mientras que la primera se centra más en aumentar la seguridad y la producción.

Los avances en la tecnología IIoT permiten la convergencia de la comunicación IT (tecnología de la información) y la OT (tecnología operativa) en la automatización industrial. Esto se traduce en llevar el rendimiento empresarial a un nuevo nivel. ¿Por qué? Pues porque las soluciones IIoT recopilan datos de los equipos, los almacena en dispositivos Edge, los procesa y los envía a la nube. Esto ayuda a los sistemas industriales a obtener un mejor control de las operaciones del proceso y la gestión de la seguridad.

De hecho, esta recopilación y transmisión constante de datos procedentes de dispositivos inteligentes ofrece nuevas oportunidades de crecimiento y resultados positivos para las empresas.

Por otro lado, las aplicaciones de IoT conectan dispositivos en múltiples sectores verticales, como la agricultura, la sanidad, las administraciones públicas, los consumidores, las ciudades, etc. Por su parte, las aplicaciones del IIoT conectan máquinas y dispositivos en sectores como el petróleo y el gas, los servicios públicos y la fabricación.

Soluciones IIoT

Las aplicaciones del IIoT son muy variadas y abarcan una gran cantidad de sectores. Estas son algunas de las más importantes:

  • Optimización del rendimiento de las maquinas: como ya comentábamos más arriba, una de las grandes ventajas de esta tecnología es que los sensores ayudan a optimizar el tiempo de utilización de las máquinas dentro de una planta industrial.
  • Mejora logística y distribución: los sensores aportan datos en tiempo real sobre la ubicación de los productos almacenados, su temperatura o las condiciones del entorno, algo muy útil en sectores como el farmacéutico.
  • Reducción de los accidentes: wearables como gafas, pulsera o guantes recogen datos de los operarios para reducir la posibilidad de accidentes, gracias a tener información sobre su ubicación o proximidad a las máquinas.
  • Vehículos autónomos: transportar mercancía por la planta mediante vehículos inteligentes ahorra tiempo y permite que se desplacen de un lado a otro detectando y sorteando obstáculos.
  • El futuro del sector aeronáutico: un ejemplo concreto es Airbus, el fabricante de aviones que ya ha puesto en marcha una fábrica digital que agiliza las operaciones e impulsa la producción gracias a incluir sensores en las máquinas y las herramientas del taller.
  • Robótica: una de las aplicaciones más extendidas es en el campo de la robótica, donde se utilizan sensores y análisis de datos cloud para predecir el fallo inminente de los componentes de estos robots.

 

Aunque los dispositivos IIoT existen desde hace varios años, su adopción aún se encuentra en una escala muy pequeña. La introducción del 5G está cambiando está situación, y su uso será más frecuente en un futuro cercano, cuando las organizaciones se den cuenta de todo el potencial que tiene.

Esta tecnología desempeñará un papel muy importante en la transformación digital y en la Industria 4.0. Si quieres saber más sobre IIoT e IoT, ¡no dudes en ponerte en contacto con nuestros expertos!

imagen para clicar y contactar con plain concepts

Elena Canorea
Autor
Elena Canorea
Content & Copywriter

¿Ya te vas?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para estar al día de las últimas noticias, casos de éxito, novedades del sector y mucho más.

No mandamos spam y puedes darte de baja en cualquier momento.

Formulario de descarga

¡Gracias!