Saltar al contenido principal
octubre 6, 2022

Sostenibilidad en la cadena de suministro: Cómo romper con lo establecido

Cada vez más empresas se suman a adoptar un modelo de negocio más sostenible, y la cadena de suministro es un importante factor para tener en cuenta.

A pesar de las buenas intenciones, no siempre es fácil asegurarse de que cada engranaje de la cadena esté cumpliendo su parte. Analizamos los beneficios, los retos a los que se enfrenta y cómo la tecnología puede ser la solución a todos ellos.

Sostenibilidad en la cadena de suministro

Los próximos años serán una época perfecta para las empresas de consumo que quieran crear nuevas oportunidades. Según McKinsey, se espera que se incorporen unos 1.800 millones de personas como consumidores globales en 2025, lo que supone un aumento del 75% con respecto a 2010.

Por tanto, el gasto de los consumidores aumentará con unas previsiones del 5% anual durante las próximas dos décadas. Esto es una gran noticia para los inversores, pero no tanto para el medioambiente si no se hace con cabeza.

Para fabricar y vender bienes, las empresas de consumo necesitan un suministro asequible y fiable de energía y recursos naturales. Sin embargo, una de las condiciones que puede frenar el crecimiento de una empresa es una mala actuación en materia de sostenibilidad.

Así, para alcanzar los objetivos climáticos globales y satisfacer la demanda, las empresas de bienes de consumo tendrían que reducir considerablemente sus emisiones de gases invernadero.

Qué es una cadena de suministro sostenible

Durante los últimos años, estamos viendo cómo cada vez más multinacionales se han comprometido a trabajar solo con proveedores que cumplan las normas sociales y medioambientales. Además, les piden que estos proveedores de primer nivel hagan lo mismo con sus propios abastecedores.

Por tanto, una cadena de suministro sostenible es una cascada de prácticas sostenibles que fluye a lo largo de la red. Las normas medioambientales incluyen cuestiones como la degradación del medioambiente, la deforestación, las emisiones de gases de efecto invernadero, la contaminación y la seguridad del agua.

Importancia de un modelo sostenible en la cadena de suministro

Implantar un modelo sostenible en la cadena de suministro beneficia a los intereses propios de las empresas, pero también a la sociedad y al planeta.

Algunos de los beneficios que se pueden conseguir con una cadena de suministro sostenible son:

  • Disminución de los costes energéticos al establecer objetivos de emisiones que les ayuden a detectar posibles áreas de mejora.
  • Branding: los consumidores cada vez están más preocupados por la procedencia de los productos que compran y cómo se producen, por lo que ofrecer un modelo sostenible es mucho más atractivo.
  • Reputación: muy relacionado con el punto anterior, pero más enfocado a los inversores. Nos encontramos con que los medios de comunicación han destapado varios escándalos que han perjudicado a las empresas en este campo. Por ello, crece el interés por los fondos de inversión sostenibles.
  • Cultura empresarial: también dentro de la empresa, se da mucha importancia a pertenecer a una compañía con valores sostenibles, lo que puede ser un punto clave para contratar y retener talento.
  • Cumplimiento de la normativa: asimismo, los gobiernos están exigiendo un compromiso mayor con el medioambiente, lo que puede desembocar en sanciones si no se cumplen.
  • Mejora de las asociaciones empresariales y creación de nuevas oportunidades de negocio en las que todos ganan.

Retos de una cadena de suministro sostenible

La idea de crear una cadena de suministro sostenible es admirable y necesaria, a la par que difícil de cumplir.

Muchas de las multinacionales que se han comprometido a seguirla se han enfrentado a escándalos provocados por proveedores que incumplieron las normas. Nombres tan importantes como Apple, Dell y Nike son algunos de los ejemplos de empresas que se vieron salpicadas por abastecerse de productos de empresas que obligaban a sus empleados a trabajar en condiciones peligrosas.

Y, a pesar de que las peores prácticas las llevan los proveedores de nivel inferior, aumenta la exposición de grandes empresas a riesgos financieros, sociales y medioambientales.

Por todo ello, los grandes retos a los que se enfrentan las empresas para conseguir una cadena de suministro sostenible son:

  • Falta de visibilidad de la red de suministro, especialmente para las empresas que suelen trabajar con proveedores de varios niveles.
  • Los proveedores y subcontratistas pierden la transparencia de las operaciones más allá del nivel siguiente al suyo.
  • A menudo, las multinacionales hacen pedidos que superan la capacidad de los proveedores o imponen plazos poco realistas, lo que lleva a estos últimos a exigir turnos de trabajo abusivos.

Ejemplos de cadena de suministro sostenible

Empezar a cambiar nuestro modelo empresarial hacia un modelo más sostenible es posible. Según Forbes, algunos de los más importantes son:

  • Integrar los datos sostenibles en los procesos y redes empresariales: cuando se fijen los objetivos iniciales, se puede medir el rendimiento y utilizar los datos obtenidos en toda la cadena para perfeccionar las operaciones. Disponer de estos datos de sostenibilidad también servirá para que se puedan compartir con toda la red y garantizar así que se cumplen los objetivos fijados.
  • Gestionar la exposición de carbono: tras la captura inicial de datos, hay que contabilizar y gestionar las emisiones en toda la red. Como comentábamos más arriba, la falta de visibilidad en la cadena es uno de los grandes problemas, pero la tecnología proporciona esta transparencia para tomar medidas lo antes posible.
  • Apostar por la circularidad: la tecnología puede ayudar a las empresas a reducir, reutilizar, reciclar y utilizar materiales recuperados con el fin de minimizar los residuos y adoptar un modelo de negocio circular. Para conseguirlo, se deben diseñar los productos teniendo en cuenta el final de su vida útil.
  • Dar prioridad a las personas: al poner en marcha este tipo de estrategias, se debe contar con la participación y el apoyo de la plantilla: desde respetar a la fuerza de trabajo y crear un espacio diverso y seguro hasta proporcionar oportunidades de desarrollo profesional para el talento a lo largo de toda la cadena.

Consultora para conseguir una cadena de suministro sostenible

Podríamos decir que es un deber que las empresas conviertan la sostenibilidad en un elemento central de su estrategia empresarial global. Para ello, necesitan examinar los puntos fuertes y débiles de su red.

Así, contar con un socio que te acompañe es este camino puede ser la clave a todas las preguntas. La tecnología, como en tantas ocasiones, es la solución, y desde Plain Concepts sabemos cómo poner a tu negocio a la vanguardia de la sostenibilidad en cualquier punto de la cadena de suministro.

Contacta con nuestros expertos y estudiaremos tu caso.

imagen para clicar y contactar con plain concepts

Elena Canorea
Autor
Elena Canorea
Content & Copywriter

¿Ya te vas?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para estar al día de las últimas noticias, casos de éxito, novedades del sector y mucho más.

No mandamos spam y puedes darte de baja en cualquier momento.