Saltar al contenido principal
octubre 17, 2022

Lean UX para obtener mejores soluciones

El enfoque Lean UX se centra en mejorar las relaciones y colaboraciones en los equipos, eliminar procesos innecesarios maximizando la eficiencia del trabajo y aprendiendo de los errores para, en definitiva, conseguir mejores soluciones.

¿Qué es Lean UX?

Hace años, todo lo relacionado con UX (aunque se desconocía el término UX) estaba incluido en el desarrollo de software. Los desarrolladores de software eran responsables de obtener los requerimientos de los clientes y elaborar hipótesis en función de sus requisitos para poder implementar dichas hipótesis. Lean UX no comienza con requerimientos, sino con supuestos. A partir de esos supuestos se crean y se validan hipótesis, y a partir de la validación de hipótesis, se mide si se han conseguido los resultados esperados.

Jeff Gothelf, autor del libro Lean UX, que fue testigo de cómo la industria del desarrollo de software cambió de manera radical, creó una nueva perspectiva de trabajo tomando los principios de Lean Startup aplicándolos en el diseño desde la experiencia de usuarios, convergiendo con metodologías de “Design Thinking” y de desarrollo “agile” de software.

Hoy en día las empresas buscan y necesitan productos digitales de calidad, que se desarrollen en el menor tiempo posible, centrándose en los usuarios y aplicando la tecnología o conocimientos disponibles. La metodología Lean UX es una solución a este reto y la evolución en el diseño de productos digitales.

¿Por qué Lean UX?

Lean UX tiene un enfoque diferente. Se hacen pequeños cambios desde el principio y se prueba con usuarios de inmediato, utilizando prototipos de baja fidelidad hasta obtener una solución óptima. Se centra menos en los entregables UX tradicionales. La metodología Lean busca agilizar el proceso de trabajo y alcanzar los objetivos del negocio en menos tiempo.

Para esto, se deshace de requisitos y utiliza una declaración del problema para generar suposiciones que pueden utilizarse para crear hipótesis.

Estos supuestos se generan normalmente en equipo, en un taller en el que se plantea el problema y se hace una lluvia de ideas para resolver dicho problema.

Las preguntas más típicas a hacernos serían:

  • ¿Quiénes son nuestros usuarios?
  • ¿Para qué se utiliza el producto?
  • ¿Cuando y cómo se utiliza el producto?
  • ¿En qué situaciones se utiliza?
  • ¿Cuál será la funcionalidad más importante?
  • ¿Cuál es el mayor riesgo para la entrega del producto?

Los pilares del Lean UX

Lean UX utiliza estas bases como guía en el proceso:

Design Thinking

Metodología que utiliza el pensamiento y las herramientas del diseñador para adaptarse a las necesidades de las personas manteniendo un equilibrio entre lo que es técnicamente posible y viable a nivel de negocio. Este pilar motiva a los equipos a trabajar y colaborar entre roles.

“Agile” development methodologies

Aunque es una metodología centrada en el desarrollo, los valores “agile” están también en el corazón Lean UX.

  • Las ideas y soluciones deben compartirse, probarse e intercambiarse con frecuencia.
  • Colaborar con compañeros y clientes crea un entorno de entendimiento común de problemas, necesidades y posibles soluciones. El resultado son interacciones rápidas con documentación menos pesada.
  • Se responde a los cambios con rapidez. Se asume que las primeras hipótesis o soluciones pueden ser incorrectas, pero el objetivo es descubrir qué es lo que falla cuanto antes. Una vez encontrada una mejor solución, se hacen cambios y se repite el proceso.

Lean Startup

Método creado por Eric Ries que utiliza un ciclo de feedback “crear — medir — aprender” para crear MVP (productos mínimos viables) y así comenzar cuanto antes el proceso de aprendizaje y construcción, maximizando los recursos disponibles y minimizando el riesgo. La idea es construir la versión más básica posible del producto, probarlo, y si no hay resultados valiosos abandonarlo o bien, si hay resultados valiosos, mejorarlo.

  • Se crea el MVP
  • Se presenta al cliente
  • Se aplican los cambios necesarios.
  • Se itera de nuevo.

Lean UX vs. Agile UX

A veces es complicado distinguir los dos conceptos. Es un área difícil con muchos matices y diferencias sutiles. Lo más importante es comprender sus orígenes, principios y aplicabilidad en el desarrollo de productos. Una cosa está clara: son métodos de diseño que se complementan entre sí, y se mezclan en el diseño y desarrollo de productos reales.

Podríamos decir que Agile UX presta más atención a la comunicación efectiva y la cooperación en el proyecto, mientras que Lean UX toma como núcleo la experiencia de usuario; se enfoca en los usuarios y en satisfacer sus necesidades en el desarrollo de productos, para diseñar la mejor experiencia de usuario posible.

En Agile UX, el proyecto se divide en múltiples partes, conocidas como sprints; cada parte está planificada, diseñada, construida, probada y revisada. Al final del sprint, hay una revisión para analizar los cambios que deben realizarse para mejorar el producto, y por tanto se planifica para el próximo sprint. Cada iteración se desarrolla con una estrecha comunicación y colaboración de equipo. Al igual que el Lean UX, Agile proporciona el mismo proceso de “revisar, cambiar y repetir”, con nuevos sprints creados a partir de los resultados de versiones anteriores hasta que se logra llegar a una versión final.

Lean UX se enfoca en trabajar con declaraciones de problemas y suposiciones en lugar de requisitos. Tener conversaciones sobre esas suposiciones durante las primeras etapas del proyecto ayuda a mantener al equipo enfocado en la visión y perspectiva general durante todo el proceso. Cuando hay menos certeza en un proyecto, Lean UX ofrece la oportunidad de probar rápidamente hipótesis con usuarios reales y desarrollar productos provisionales que satisfagan las necesidades y preferencias de los usuarios. Puede llevar más tiempo llegar al producto final, pero, cuando se llegue, se habrá probado a fondo.

Entonces, ¿cuál es el ciclo Lean UX?

Podemos resumir este ciclo o proceso en pensarhacer verificar.

Etapa de pensamiento “think”

Se aborda de manera efectiva un problema con el fin de llegar a una hipótesis. Lo más probable es que se realice una sesión de brainstorming o lluvia de ideas, en la que se expone el problema con el objetivo de generar ideas y suposiciones. Estas suposiciones se creen verdaderas y ayudan a los diseñadores a comprender una idea que puede resultar en una hipótesis.

Etapa de creación “make”

Etapa en la que se crean soluciones; se pasa de tener pensamientos más abstractos a soluciones más específicas. En Lean UX se presta mucha atención a prototipos, tanto de alta como baja fidelidad. Dado que Lean UX implica probar múltiples hipótesis en un período de tiempo rápido, el uso de herramientas de creación de prototipos rápidos permite emplear un esfuerzo mínimo.

Etapa de verificación “check”

Comprende la validación de soluciones utilizando varios métodos. Estas pruebas se basan en los mismos principios utilizados en las metodologías tradicionales de UX, pero el enfoque tiende a ser más rápido. Es salir a probar con personas reales, preferiblemente con los usuarios reales del producto para medir la validez de las hipótesis planteadas.

Resumiendo…

Esto son solo conceptos descritos a un alto nivel y que nos permiten comenzar a la hora de implementar Lean UX en un entorno ágil. Lean UX es una evolución del proceso de diseño hacia un futuro digitalmente dominante, muy cambiante y un aprendizaje continuo. Al combinar las ideas de Lean Startup, el desarrollo ágil y el Design Thinking se elimina la incertidumbre en el diseño del producto alcanzando un resultado objetivo. En resumen, Lean UX:

  • Es eficiente
  • Es colaborativo
  • Es rápido
  • Está centrado en el usuario

 

¿Te ha gustado el post y te gustaría saber más? ¡No te pierdas nuestros post sobre UX e UI!

Design

Autor
Virginia Ortiz
UX Designer

¿Ya te vas?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para estar al día de las últimas noticias, casos de éxito, novedades del sector y mucho más.

No mandamos spam y puedes darte de baja en cualquier momento.