Saltar al contenido principal

Parques eólicos marinos y tecnología: Herramientas para minimizar su impacto medioambiental

Nos encontramos en un momento medioambiental crítico a nivel mundial. Los nuevos modelos de energías renovables son imprescindibles para reducir las emisiones de carbono y así frenar el cambio climático.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) calcula que la energía eólica marina supondrá, aproximadamente, la mitad de la generación eólica en Europa en 2040. Sin embargo, aún queda un largo camino.

Si observamos un futuro más a corto plazo, nos encontramos con que la Comisión Europea prevé que la energía eólica marina pasará de los 12 GW actuales a más de 60 GW en 8 años. Además, se ha planteado un plan para duplicar la potencia eólica marina instalada, un reto que se alcanzará con una inversión superior a los 30.000 millones de euros. De hecho, la guerra de Ucrania ha acelerado el proceso para disminuir la dependencia de los combustibles fósiles, y ya son muchos los países que están haciendo grandes inversiones para realizar esta transición energética lo antes posible.

Dinamarca es uno de los ejemplos más ambiciosos, pues se han comprometido a reducir un 70% sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, gracias a la creación de islas artificiales que alojarán parques eólicos marinos que cubrirán las necesidades de 10 millones de hogares europeos. Por su parte, Joe Biden ya anunció que su estrategia energética va a consistir en desplegar 30 GW de capacidad de energía eólica marina para 2030 en Estados Unidos. Incluso en España también ha dado un gran paso en materia de proyectos energéticos en el país, con el objetivo de conseguir un despliegue de 3 GW para el mismo año.

Sin embargo, y a pesar de todos los beneficios que genera esta energía renovable, hay muchas reticencias por la falsa concepción del impacto ambiental y paisajístico que provoca su instalación. Analizamos cómo la tecnología puede ser la clave en esta cuestión.

¿Qué es un parque eólico marino?

Empecemos por el principio. La energía eólica marina es una energía limpia y renovable que se obtiene al aprovechar la fuerza del viento que se produce en el mar. Al estar emplazado en esta ubicación, el viento alcanza una velocidad mayor y más constante, sin encontrar barreras.

La fuerza del viento hace girar las aspas de los aerogeneradores, que convierten la energía cinética en electricidad. Esta es transportada por cables submarinos hasta la costa, donde es transformada y enviada por las líneas eléctricas a los hogares, empresas, etc.

La energía eólica marina permite a los países aprovechar al máximo el recurso eólico, mientras que se revitalizan las comunidades costeras y se sitúa la producción de energía cerca de los centros de consumo.​ Dado que la eólica marina puede desplegarse a escala y con relativa rapidez en comparación con otras instalaciones de producción de energía a gran escala, esta ha sido reconocida como un elemento de cambio en la transición energética limpia y la clave para permitir estrategias de descarbonización que cumplan con el Acuerdo de París. ​ La tecnología de la eólica marina flotante desbloquea todo el potencial de los recursos energéticos del mundo, al permitir el acceso a emplazamientos de aguas profundas que antes eran inaccesibles.​

Impacto medioambiental de la energía eólica marina

Al iniciar este camino tan necesario hacia un modelo más sostenible y de energía limpia, hay que tener en cuenta el posible impacto o la huella de los parques eólicos marinos.

El primer punto a tener en cuenta es el impacto que puede generar sobre el ecosistema, tanto a la hora de construirlo, como durante el funcionamiento del mismo. Un ejemplo es la alteración de los fondos marinos, pues su instalación podría suponer una disminución de la radiación solar que llega. También hay que tener en cuenta otros factores como el ruido y las vibraciones o la fauna marina de la zona.

Es por ello que es tan importante que se sigan las leyes de transición energética, las cuales vigilan que esta expansión hacia el mar se haga teniendo en cuenta el impacto ambiental, paisajístico y la protección de la biodiversidad.

Es decir, la energía eólica marina está llena de beneficios, pero si se hace de forma correcta.

Ventajas energía eólica marina

Las ventajas de la energía eólica marina flotante son numerosas. Las más importantes son:

  • Es una fuente de energía renovable, ilimitada y limpia.
  • El recurso de eólica en el mar es superior al recurso en tierra.
  • Crea una gran demanada de soluciones de eólica marina flotante demostradas y competitivas en cuanto a costes.
  • Tiene mayor producción y permite instalar turbinas más grandes para aumentar aún más el rendimiento.
  • Al ubicarse en el mar, el impacto visual y acústico es mucho menor que cuando hablamos de aerogeneradores terrestres.
  • Mayor proximidad a las zonas de consumo.
  • Ofrece soluciones de descarbonización a gran escala.
  • Permite situar las turbinas a mayor distancia de la costa, lo que responde a las preocupaciones de los locales que pueden considerar que los proyectos cercanos a la costa interfieran con sus actividades.
  • Agiliza la operación y el mantenimiento (retorno a puerto para grandes correcciones) y el desmantelamiento, lo que reduce los costes.

En resumen, la energía eólica marina es una de las más limpias y competitivas en la actualidad, pero se deben tener en cuenta aspectos fundamentales medioambientales para mantener el equilibrio. Por ello es tan importante contar con todas las herramientas que ayuden a medir y minimizar el posible impacto de estos parques.

Tecnología para parques eólicos marinos

Como se puede ver, son muchísimos los beneficios que aportan los parques eólicos marinos, y son cruciales para alcanzar los objetivos del 85% de generación eléctrica renovable en 2050.

Sin embargo, a la hora de plantearse la creación de estos parques offshore, tener en cuenta el impacto visual que estos van a tener en un entorno natural puede ser el punto clave para lograr la aceptación de los stakeholders locales y asegurar una licencia social. Es aquí donde pueden surgir intereses externos o desinformación que podría poner en peligro el futuro de este tipo de parques.

La tecnología, como en tantas ocasiones, se ha convertido en el mejor aliado para medir y representar este posible impacto. Usar visores 3D que aporten una visualización 100% realista del impacto son la clave para simular el verdadero efecto paisajístico y ver cómo este parque se integraría en la costa.

En Plain Concepts hemos desarrollado una simulación 3D, creada a partir de fotografías reales y sustentada en cálculos matemáticos. El visor, basado en nuestro motor gráfico Evergine, anticipa el estudio paisajístico en 3D, creando simulaciones ultra realistas de Asset Digital Twin de los aerogeneradores. Estos gemelos digitales son utilizados para jugar con las variables y ver el impacto visual en un formato online, que facilita la toma de decisiones del mundo real.

Tenemos en cuenta todas las variables, incluidas las rotaciones de los molinos según la mejor perspectiva del viento, la rotación de la tierra o los puntos clave de la costa para que la visualización sea relista y objetiva.

Este proyecto se ha convertido en una herramienta tan poderosa en este proceso de transición energética que se ha traducido, por ejemplo, en la firma de un acuerdo marco con BlueFloat Energy, líder en el desarrollo de proyectos de energía eólica marina a nivel mundial y que está redefiniendo el sector. Nuestro visor va a ser el responsable de estudiar la viabilidad de la creación de numerosos parques repartidos por todo el mundo como Australia, España o Italia, y que podrán abrir durante los próximos años gracias a su carácter confiable y verídico. En este vídeo encontrarás todos los detalles del proyecto:

Se trata, por tanto, de una simulación 3D que muestra la visión más fiable, realista y científicamente riguroso de cómo será el proyecto y cómo se adaptará al entorno. De hecho, resuelve los grandes problemas a los que se enfrentan las empresas energéticas a la hora de participar en una licitación:

  • Elimina imprecisiones y aproximaciones
  • Informa con precisión al público y a las partes interesadas sobre el posible impacto
  • Reduce el tiempo del proceso
  • Detecta rápidamente los impactos negativos para corregirlos
  • Garantiza el cumplimiento de la legislación local
  • Mejora el ratio de aprobación y los tiempos de aprobación
  • Y muchos más

 

Este es solo un primer paso, pero si quieres saber más sobre estos proyectos y cómo están contribuyendo a cambiar los proyectos de energía eólica marina, además de luchar por el medioambiente, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Elena Canorea
Autor
Elena Canorea
Content & Copywriter

¿Ya te vas?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para estar al día de las últimas noticias, casos de éxito, novedades del sector y mucho más.

No mandamos spam y puedes darte de baja en cualquier momento.

Formulario de descarga

¡Gracias!