Saltar al contenido principal
septiembre 15, 2022

¿Qué es el cloud computing? | Todo lo que debes saber

Nos encontramos en un momento en el que dar el salto al entorno digital es algo que está dejando de ser recomendable y ha pasado a ser algo crucial. Las empresas reconocen que transformarse en la era digital les permite continuar siendo competitivos, y es que la agilidad, la escalabilidad o el acceso en remoto son solo algunos de los factores que hacen al cloud el mejor aliado para los negocios.

La pandemia ha hecho que esta necesidad sea más evidente, y el cambio se ha acelerado aún más. Sin embargo, según Gartner, solo el 12% de las empresas están altamente preparadas para afrontar la situación. La migración a la nube aumenta de forma inmediata la resistencia y la agilidad, además de reducir el gasto en tiempo y costes.

Se prevé que el gasto en servicios cloud alcanzará los 565.000 millones de dólares para 2021, por lo que este es el momento ideal para aprovechar todas las posibilidades que brinda esta tecnología. El teletrabajo ha sido uno de los grandes factores que ha impulsado la migración a la nube y, a continuación, te contamos todos los detalles.

¿Qué es el cloud computing?

El cloud computing se define como la tecnología formada por una red mundial de servidores remotos que permite el acceso, almacenamiento y procesamiento de datos a través de Internet. Permite a las empresas y a los individuos la prestación de recursos de computación sin necesidad de construir una infraestructura en un lugar concreto, como la oficina o en casa, o usar el disco duro del ordenador.

El cloud computing proporciona más flexibilidad, pues permite el acceso a los datos a cualquier hora y desde cualquier lugar, algo crucial para equipos deslocalizados o empresas con diferentes demandas. Se puede acceder a este sistema a través de cualquier dispositivo conectado a internet, lo que supone un gran punto a favor para facilitar el trabajo de compañías de diferentes tamaños y esencial en un mundo globalizado.

La nube utiliza la red para conectar los dispositivos periféricos de los usuarios, como ordenadores, smartphones o tablets, a recursos centralizados en el data center. Antes, para poder ejecutar el software, las empresas debían pagar por el mantenimiento de la infraestructura de los servidores necesarios, además de contar con un equipo de IT propio que pudiera arreglar los errores que fuesen surgiendo, las actualizaciones y los retos. Ahora, estos problemas se resuelven con el Cloud Computing.

Las empresas pueden escalar y adaptarse a escala, acelerar la innovación, impulsar la agilidad empresarial, optimizar las acciones y reducir los costos. Esto supone ir hacia un crecimiento sostenible, pero también nos beneficia como individuos cuando usamos las redes sociales, revisamos las cuentas bancarias, veamos contenido de plataformas como Netflix…

Algunos de los usos más comunes de la nube son:

  • Almacenar y administrar datos
  • Ejecutar aplicaciones o software
  • Streaming de vídeos
  • Software de ofimática
  • Redes sociales
  • Prestar sevicios

Tipos de cloud computing

Antes, la diferencia entre una nube y otra radicaba en la ubicación y la propiedad, pero ya no es tan sencillo. Las necesidades y tu presupuesto pueden variar, por lo que es muy importante decidir bien qué tipo de nube se ajusta más a ti.

Nube privada

Se trata de un entorno diseñado para una sola organización con su propia nube de servidores y software para la utilización sin un punto de acceso público. No se comparten recursos con otros usuarios fuera de la red y es la más común en un entorno empresarial.

Nube pública

Es un entorno de nube creado a partir de recursos ajenos al usuario final y donde diversas empresas pueden usar de manera simultánea, pero separadamente. Se alquila a un proveedor de hosting cloud y donde los recursos pueden ser compartidos. Ejemplos de nube pública son Microsoft Azure, Amazon Web Services (AWS) y Google Cloud Platform (GCP).

Nube híbrida

Está compuesta por dos o más infraestructuras de nubes distintas que se mantienen como entidades únicas, pero que pueden estar unidas por tecnología estandarizada o propia. Tiene cierto nivel de portabilidad, organización y gestión de las cargas de trabajo común y cambia de pública a privada según necesidad.

Multiclouds

También conocida como nube comunitaria, se trata de un sistema compuesto por más de una nube (pública o privada) que se puede conectar en red. Es muy común entre diferentes empresas u organizaciones que reúnen en un mismo pool sus recursos en la nube para resolver un problema común.

Ejemplos de cloud computing

Backup como servicio de cloud computing

El backup como servicio de cloud computing consiste en alojar copias de seguridad de la información en la nube. De esta forma, si hay cualquier contratiempo, es posible recuperar esos datos con facilidad.

Procesamiento y almacenamiento de datos

Las empresas generan cada día datos y datos que, tras procesar, almacenar y analizar, ayudan a descubrir nuevas tendencias de negocio.

Gestión de bases de datos

Gestionar bases de datos en la nube permite el acceso más rápido a la información y desde múltiples puntos.

CRM

Los CRM (customer relationship management o gestión de relaciones con el cliente) son softwares que administran el vínculo que la empresa tiene con el cliente. En el seno de los CRM se aloja gran cantidad de información sobre la empresa que, al analizarla, resulta ideal para las acciones de los departamentos de Ventas y Marketing.

Escritorios virtuales

A través de un escritorio virtual, un usuario accede a un sistema operativo alojado en la nube. De esta forma es posible, por ejemplo, entrar en el ordenador de la oficina desde casa.

picture about cloud computing and desktop virtualizationServicios de la nube

Infraestructura como servicio (IaaS)

Ofrece a los usuarios los recursos de la nube (informática, redes y almacenamiento) a través de una conexión a la red y se paga por suscripción mensual o una tarifa por la capacidad de datos consumida. Las organizaciones pueden aprovechar estos recursos brutos del servidor, lo que les da mayor capacidad sin preocuparse por problemas de hardware. El ejemplo más popular es DropBox.

Plataforma como servicio (PaaS)

Este modelo aprovecha los beneficios de la nube, mientras mantiene la libertad de desarrollar aplicaciones personalizadas de software. El proveedor es responsable del mantenimiento del sistema operacional, de la red, los servidores y la seguridad, pero cada compañía puede desarrollar sus propias aplicaciones. Un ejemplo sería Google App Engine.

Software como servicio (SaaS)

Ofrece a los usuarios una aplicación completa, así como una plataforma en la que se ejecuta, además de la infraestructura de IT que se necesita. Se centra en hacer el acceso lo más sencillo posible por medio de una interfaz del navegador o programa. Es el modelo más popular y se estima que el 59% del total de las cargas de trabajo en cloud utilizan este modelo. Un ejemplo es el correo electrónico basado en web.

Ventajas del cloud computing

Como decíamos más arriba, el cambio a la nube se ha convertido es una necesidad para las empresas que, al principio recelosas de cambiar, han visto cómo la migración a cloud ha sido la mejor decisión. Existe un gran temor a ser hackeados, pero la realidad es muy distinta, pues la nube ofrece mucha más seguridad. Los proveedores han puesto aún más esfuerzo en reforzar los sistemas de seguridad y han conseguido que los datos estén más protegidos que en ningún otro sistema y en todo momento.

Además, la nube ofrece una mayor accesibilidad, de una forma más sencilla para los trabajadores y disminuye las caídas de velocidad y la posibilidad de que el servidor se sobrecargue. Y no es lo único, pues otra de las grandes ventajas es la drástica reducción de costos, pues ya no es necesario contar con un centro propio de datos in situ, desaparecen los costos del edificio, electricidad, servidores, red, personal…

Otras ventajas son:

  • Disponibilidad 24/7
  • Bajo coste
  • Flexibilidad
  • Seguridad
  • Rapidez
  • Acceso a la información desde cualquier parte
  • Información a tiempo real
  • Personalizada bajo demanda
  • Multiplataforma
  • Monitorización
  • Experiencia de usuario
  • Comunicación unificada

¿Qué aporta el cloud computing a los procesos de transformación digital?

Ya has podido ver todas las ventajas que el cloud computing puede ofrecerte, pero si aún tienes dudas, te damos más razones para migrar tus datos a la nube.

Las plataformas cloud liberan a las empresas de la necesidad de formación y conocimiento que se requiere para administrar y evolucionar sistemas informáticos tan complejos como los actuales. Además, el cloud está concebido en un entorno global, lo que rompe con las barreras de espacio con las que muchas empresas se encuentran a la hora de expandirse por otros países.

La alta disponibilidad, la escalabilidad y la resiliencia, son otras ventajas que se traducen en que la inversión en adquisición, puesta en marcha y crecimiento de mis servicios, es muy inferior a la tradicional. La nube nos permite aumentar la producción, acabar con las limitaciones de tiempo o lugar y, lo más importante, nos hace colocarnos en un lugar privilegiado en una era digital en la que es tan importante adaptarse para seguir siendo competitivos.

Plain Concepts y los servicios de cloud computing

Plain Concepts tiene una larga experiencia en servicios de cloud computing. Los entornos en la nube que creamos cuentan con las tecnologías más novedosas y respetan las últimas regulaciones para alcanzar las mayores cotas de seguridad.

Prueba de nuestra experiencia en servicios de cloud computing es que contamos con la certificación Microsoft Gold Cloud Platform. Con ella, se garantiza nuestra experiencia en la actualización de las infraestructuras tecnológicas de nuestros clientes y en migraciones de apps y datos.

Además, gracias al reconocimiento Microsoft Gold Cloud Platform, contamos con beneficios para nuestro trabajo con los clientes, como programas de marketing, licencias de productos o servicios de preventa técnica.

Por otra parte, también trabajamos con otras nubes públicas, como las de Amazon y Google, mencionadas anteriormente.

Entre los servicios de cloud computing que ofrecemos se encuentran:

  • Delegación de la gestión. Podemos administrar los servicios cloud de tu empresa.
  • Mentoría, formación y consultoría. Por último, trabajamos con tus empleados para facilitar el cambio tecnológico e implantar una nueva mentalidad sobre este cambio.
  • Modernización constante de las plataformas. Conforme la tecnología o las necesidades varíen, tu plataforma será actualizada y te explicaremos los cambios.
  • Analítica. Gracias a nuestro expertise en data y a toda la información que recopilas, podemos preparar tus plataformas e infraestructuras en la nube para obtener métricas de negocio interesantes.

¿Necesitas ayuda con tus servicios de cloud computing?

Los servicios de cloud computing son esenciales para las empresas que trabajan en su digitalización e innovación, y lo serán aún más en los próximos años.

Si apuestas por los servicios en la nube, nosotros te podemos ayudar tanto a implantarlos como a formar a tus empleados para que interioricen sus virtudes y aprovechen su potencial.

imagen para clicar y contactar con plain concepts

Elena Canorea
Autor
Elena Canorea
Content & Copywriter

¿Ya te vas?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para estar al día de las últimas noticias, casos de éxito, novedades del sector y mucho más.

No mandamos spam y puedes darte de baja en cualquier momento.

Formulario de descarga

¡Gracias!