Saltar al contenido principal
mayo 24, 2022

Metodología Scrum: ¿Qué es y cómo implementarla?

Si juegas al rugby o eres fan, el concepto scrum te sonará. Sin embargo, no vamos a hablar sobre esta formación de equipo también conocida con el nombre de melé, sino de una metodología o herramienta de trabajo inspirada en ella y que recoge el mismo sentido de trabajo conjunto que en este deporte.

¿Qué es Scrum?

Scrum es una metodología ágil para el trabajo y colaboración en equipos. A través de la conversación continua entre sus miembros se comparten aciertos y errores con el fin de mejorar todo el tiempo.

Esta forma de trabajo incluye diversos artefactos, eventos y roles para que las personas los ejecuten y organicen sus tareas diarias.

Scrum y el rugby

Como decíamos al principio, Scrum toma su nombre del rugby. En esta formación de equipo (llamada en España ‘melé’), los jugadores de cada equipo se alían entre sí y frente al otro equipo para volver a jugar la pelota en el campo. La suma de la fuerza de cada miembro del equipo busca empujar a los contrincantes.

Así, la metodología Scrum toma del deporte la unión del equipo para trabajar juntos y seguir adelante con el objetivo de conseguir la victoria. O lo que es lo mismo: terminar con éxito un proyecto.

Artefactos en Scrum

Scrum cuenta con tres artefactos, las herramientas que sirven para solucionar problemas o comprobar el trabajo realizado: Product Backlog, Sprint Backlog e Incremento.

Product Backlog

El Product Backlog es una lista activa de la que se responsabiliza el Product Owner. En ella se incluyen las mejoras o necesidades que se detectan a lo largo del proyecto. Decimos que es una lista activa porque los elementos se pueden eliminar, añadir o cambiar de orden.

A la hora de establecer el formato de Product Backlog, podemos tener en cuenta características como estas:

  • Priorización de las tareas (como hemos dicho antes, es una lista activa, así que cambiaremos el orden de prioridad conforme avance el proyecto, si es necesario).
  • Frases breves: son el disparador de una conversación para entender qué funcionalidad se quiere conseguir en el producto.
  • Redacción desde el punto de vista del usuario final. En ese sentido, un ejemplo de frase del Product Backlog sería: «Necesito que esta característica del producto me aporte…».

El Product Backlog se divide en sprints de tareas más sencillas y alcanzables hasta llegar al proyecto final.

Sprint Backlog

El Sprint Backlog es la lista de mejoras que el grupo consensúa para cada sprint del Product Backlog. Como este, también es flexible: sus elementos pueden cambiar de orden antes de llegar al final del sprint, pero la lista en sí debería ser la misma que al comienzo de dicho sprint.

Incremento

El Incremento es el resultado final de un sprint: terminar una nueva versión de tu producto, lanzar el servicio final… Cada uno de ellos se añade a los anteriores, y hay que comprobar que todos funcionan a la perfección.

picture about scrum processEventos en Scrum

Los equipos realizan de forma regular eventos en Scrum, que funcionan como control del trabajo realizado. Se pueden hacer todos o solo varios: cada equipo lo adapta a su forma de operar. Una vez fijado el sprint, son Sprint Planning, Daily Scrum, Sprint Review y Sprint Retrospective.

Sprint

El sprint es el ciclo o periodo de trabajo del equipo, con un objetivo que alcanzar al final de él. Puede ir de una a cuatro semanas, aunque lo habitual son dos semanas.

Sprint Planning

Es la reunión en la que se fija la meta de cada sprint. Los miembros del equipo deciden cuál será el trabajo de las próximas semanas.

Daily Scrum

La Daily Scrum es una reunión diaria muy corta en la que se comprueba el estatus de los miembros del equipo Scrum. Se plasman las dudas y problemas para sacar adelante el objetivo y las tareas de cada persona durante la jornada.

Sprint Review

La Sprint Review es una reunión en la que se comprueba el servicio, producto u otra funcionalidad prevista para el sprint.

Sprint Retrospective

En la Sprint Retrospective, el equipo Scrum se reúne y discute los éxitos y fallos del sprint, desde el propio objetivo hasta las conexiones entre los compañeros o las herramientas que han usado.

Scrum

Roles en Scrum

En el equipo Scrum sobresalen tres roles: Scrum Master, Product Owner y Equipo de Desarrollo

Scrum Master

El Scrum Master es el responsable de que se siga Scrum, el encargado de orientar a los miembros en el conocimiento de esta metodología y que el proyecto llegue a buen término. Por ello, busca siempre que el resultado de cada sprint sea óptimo y eliminar lo que bloquea el trabajo.

Product Owner

Ya hemos hablado de la figura del Product Owner en Scrum. Esta persona es la responsable de que el entregable final aporte valor a los usuarios. Lidera el desarrollo del producto o servicio, así como el Product Backlog. También, busca la opinión de los stakeholders y de otros equipos de la empresa para mejorar el trabajo que están haciendo.

Equipo de desarrollo

Es el encargado de ejecutar el proyecto. Como decíamos al comienzo, los miembros del equipo Scrum tienen muy desarrollado el sentimiento de grupo: son conscientes de la importancia de trabajar unidos para obtener el mejor entregable, y por ello cada uno tiene clara su tarea.

Kanban vs. Scrum

Kanban es una herramienta de trabajo que tiene algunas semejanzas con la metodología que protagoniza este artículo. Por ejemplo, ambas usan elementos visuales, como el Product Backlog, para comprobar cómo están evolucionando las tareas.

Sin embargo, Kanban no tiene una estructura tan fija como Scrum; es decir, no cuenta con varias reuniones o eventos. Además, aboga por introducir en el equipo a miembros de otras ramas. En cuanto a la división del trabajo, Kanban es más fluido, no se hacen tantos sprints cortos hasta llegar al entregable final.

Beneficios de Scrum: ¿Por qué elegir Scrum?

Al enfrentar a Kanban con Scrum, los artefactos, roles y eventos del segundo pueden echar para atrás, pero en realidad son conceptos sencillos; y, en el caso de los eventos, como ya hemos dicho antes, algunos se pueden suprimir según las necesidades del equipo. Además, al trabajar de manera iterativa e incremental, es fácil ver la evolución del proyecto hasta el resultado final.

Otro de los beneficios de Scrum es que favorece aprender a trabajar en equipo, a comunicarse entre los miembros y a que cada persona sea responsable de las tareas propias.

Además, Scrum lleva la flexibilidad por bandera: cambian las prioridades de trabajo, el contacto con los stakeholders añade nuevas características al entregable o resuelve errores… Es un proyecto vivo con el objetivo de tener el mejor entregable final.

josé manuel blanco
Autor
José Manuel Blanco
Content Specialist

¿Ya te vas?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para estar al día de las últimas noticias, casos de éxito, novedades del sector y mucho más.

No mandamos spam y puedes darte de baja en cualquier momento.

Formulario de descarga

¡Gracias!