Saltar al contenido principal
noviembre 3, 2023

10 consejos para mantener tus datos seguros en la nube

Nuestros datos se mueven a través de numerosos servicios multicloud, de nube híbrida o pública distribuida. A medida que se acelera la adopción de la nube, crece la necesidad de gestionar los riesgos de seguridad en estos entornos dinámicos.  

Con estas arquitecturas, las organizaciones pueden verse desbordadas por la enorme cantidad de servicios que necesitan proteger, donde un solo error de configuración puede dar lugar a una violación grave de los datos.  

De hecho, según un estudio de Gartner, “casi todos los ataques exitosos a servicios en la nube son el resultado de errores y mala configuración por parte del cliente”. La cifra, si miramos más a fondo, asciende al 99% de los fallos de seguridad, lo que supone un dato muy preocupante. 

Tus datos son tu activo más valioso, entonces, ¿Cómo detectar errores de configuración y actividades sospechosas? ¿Cómo mantener los datos a salvo? ¿Qué estrategia debería adoptar tu empresa? Hemos recopilado un listado con los principales consejos para que puedas proteger tus datos en la nube y tengas las herramientas adecuadas para asegurar su privacidad.  

Utiliza servicios cifrado y contraseñas seguras

Puede parecer algo obvio, pero aproximadamente el 90% de todas las contraseñas se pueden descifrar en segundos. Las contraseñas suponen la primera línea de defensa a la hora de parar el acceso a la información de tu empresa, por lo que elegir una contraseña segura y única, así como cambiarlas con frecuencia y no repetirlas en otras cuentas dificulta que los ciberdelincuentes accedan a tus datos.  

Por su parte, el cifrado, tanto en reposo como en tránsito, es una herramienta vital para la seguridad en la nube. Los datos cifrados se transforman en un código que solo alguien con la clave adecuada puede decodificar. Con este método se protege el acceso a los datos por parte de personas no autorizadas, además de dar una capa adicional de seguridad.  

Identifica tus activos en la nube

No basta con proteger una parte de nuestros datos alojados en la nube, también se debe prestar atención a todo lo que está en la red, pues nos van a ayudar contra el acceso de personas no autorizadas, así como prevenir violaciones de datos y proteger la información confidencial contra el acceso o el robo.  

Por ello, uno de los primeros pasos es identificar los sistemas, aplicaciones, servicios y scripts que se ejecutan en tu entorno cloud, para poder determinar si son seguros y cumplen la normativa. Posteriormente, se deben mapear los activos alojados en la nube, incluidas cuentas, VPC, regiones, buckets, S3, RDS, etc.  

Es muy importante comprender dónde se almacenan y procesan tus datos confidenciales, pues esto te ayudará a establecer una línea de base de tu estado operativo actual, así como priorizar los servicios con amenazas más críticas y acelerar la corrección.  

También es crucial catalogar y descubrir los activos de datos. Esto facilitará el seguimiento de dónde se encuentran almacenados, quién los utiliza y para qué se utilizan. De hecho, esta clasificación permite garantizar la seguridad y el cumplimiento normativo.

Valida el cumplimiento y la gobernanza

Conseguir y mantener la conformidad con los marcos de seguridad va a ser un punto clave para mantener nuestros datos a salvo. Por ello, habilitar el gobierno y la aplicación de los controles de seguridad específicos en tu organización va a permitir a los equipos de la nube validar fácilmente el cumplimiento para auditores y clientes. 

Debes realizar un seguimiento continuo del progreso del cumplimiento de la nube con respecto a los puntos de referencia y las normas a través de informes detallados y alertas. Así podrás acelerar el tiempo medio de respuesta gracias a consejos de corrección guiados.  

Utiliza un autenticador multifactor

Optar por una autenticación multifactor o MFA es una forma de implementar una capa de seguridad más a la hora de acceder a datos y aplicaciones. Cada vez que alguien inicie sesión en la cuenta, además de la contraseña, necesitará información adicional.  

Este método de autenticación puede incluir responder a una pregunta secreta, dar un PIN único o ingresar un código que el proveedor de la nube envíe por email o SMS. 

También se puede implementar este método antes de descargar archivos adjuntos o acciones relacionadas.  

Crea y actualiza protocolos y software

Contar con un protocolo de seguridad y actualizarlo constantemente supone un factor básico para sentar las bases de protección de tus datos. Adoptar un enfoque proactivo para hacer cumplir los procedimientos de datos dejará claras cuáles son tus expectativas empresariales y transmitirá a tu equipo la importancia que hay que darle a la ciberseguridad. 

Además, los cortafuegos, antivirus o software antispyware son herramientas muy importantes para combatir las brechas de seguridad. Sin embargo, es fundamental configurarlas y automatizarlas correctamente para que no se queden obsoletas.  

Forma a tus empleados

Conseguir que tu equipo sea consciente de los posibles peligros que pueden tener sus acciones en un ambiente online es crucial para que estén alerta y no caigan en posibles trampas o acciones de phishing.  

Los ataques pueden adoptar muchas formas, ya sea a través de email, malware o ataques de DoS. Formarles para que sepan cómo identificar estos ataques y saber cómo actuar cuando se enfrente a ellos para avisar a tu equipo de IT puede suponer el factor diferencial a la hora de parar un posible ataque a tiempo.  

Cuenta con una copia de seguridad

Muchas veces, los ataques de ciberdelincuentes pueden derivar en la eliminación maliciosa de los datos. Por ello es crucial que el equipo de IT cuenta con un sistema de respaldo remoto automatizado que respalde la pérdida de datos importantes y permita recuperarlos y las operaciones continúen con normalidad.  

Esta copia de seguridad abarca la nube, el respaldo local y offline, la cual pueda preservar los datos de almacenamiento local (como un disco duro externo), los que se utilizan usando Internet y los que se usan sin estar conectados.  

Realiza pruebas de pentesting

Los test de penetración son ciberataques simulados que atacan al sistema informático de una compañía para comprobar si existen vulnerabilidades explotables. Esta ayuda a aumentar el cortafuegos de aplicaciones (WAF), así como ajustar las políticas de seguridad y parchear las vulnerabilidades. 

¿Por qué son importantes? Los piratas informáticos explotan las vulnerabilidades de los sistemas de las compañías a través de herramientas automatizadas que encuentran estas debilidades.  

Si las empresas realizan pruebas de penetración periódicamente, así como simulaciones de piratería para encontrar brechas de seguridad, se mejora la seguridad de sus sistemas y prevenir violaciones de datos.  

Prevé el riesgo de los permisos en la nube

Las cuentas y roles con demasiados permisos son uno de los problemas de seguridad más comunes en la configuración de la nube. Gestionar este exceso puede resultar complicado, pues las políticas de IAM a menudo pueden combinar recursos, acciones e identidades. 

Implementar el acceso con menos privilegios es muy importante para evitar riesgos de filtración de datos y prevenir la escalada de privilegios o movimiento lateral.  

Estas revisiones de acceso deben incluir la identificación de usuarios activos e inactivos y sus permisos asociados. Teniendo esta visión general se podrán aplicar los permisos justos y necesarios para realizar las tareas principales; siempre, de forma continua para conseguir paneles de control más fuertes y listos para usar, que resuman los riesgos clave.  

Cuenta con un proveedor profesional de seguridad

Poner en marcha todas estas estrategias de forma adecuada es imposible sin confiar en un socio tecnológico especializado que pueda estudiar tu caso y diseñe la mejor hoja de ruta para tu empresa.  

Administrar una empresa ya supone suficiente responsabilidad e inversión de tiempo, por lo que un experto de seguridad puede ayudarte a estar protegido contra los ataques y te aconseje sobre las mejores prácticas. 

 

En Plain Concepts somos muy conscientes de las consecuencias que puede acarrear sufrir una violación de datos empresariales, por ello contamos con el mejor equipo de expertos que ayudan a nuestros clientes a afrontar los nuevos desafíos y retos de la era digital.  

Te proponemos un enfoque de Zero Trust, un modelo que asume las posibles violaciones de datos y verifica cada solicitud como si procediera de una red no controlada. Con este modelo, casa solicitud de acceso está fuertemente autenticada, autorizada dentro de las restricciones de la política e inspeccionada en busca de anomalías antes de conceder el acceso. Todo, desde la identidad del usuario hasta el entorno de alojamiento de la aplicación, se utiliza para evitar infracciones.  

Además, la IA y los análisis nos ayudan a identificar qué es lo que ha ocurrido, qué se ha visto comprometido y cómo evitar que vuelva a ocurrir. Si quieres proteger uno de los pilares fundamentales de tu organización y a tus empleados, concierta una cita con nuestros expertos y estudiaremos tu caso.  

Elena Canorea
Autor
Elena Canorea
Communications Lead