Saltar al contenido principal
agosto 31, 2021

Metodologías ágiles: ¿Por qué la agilidad funciona?

Desde el origen de Plain Concepts hemos apostado por las metodologías ágiles, tanto internamente como ayudando a los clientes a incorporarlas en su forma de trabajar. Está en nuestro ADN el poner foco en la excelencia técnica, hacer bien las cosas y entregar valor al cliente. 

¿Qué son las metodologías ágiles?

Las metodologías ágiles o Agile son herramientas de trabajo que hacen más eficiente, productiva y flexible la ejecución de proyectos de alto valor para los usuarios. Tienen como principal objetivo desarrollar productos de calidad que respondan a necesidades cambiantes de los clientes. Los proyectos se adaptan al día a día del trabajo y a las urgencias que puedan surgir. 

En este artículo vamos a analizar las principales características de la filosofía ágil y veremos por qué es más eficiente que otras metodologías. 

El origen de las metodologías ágiles

El Manifiesto Ágil

El origen de Agile data del año 2001, cuando se reunieron en Utah (Estados Unidos) miembros relevantes de la comunidad software para poner en común y debatir las mejores prácticas de cada compañía, lo que dio como resultado el «Manifiesto Ágil», una serie de principios que cambian el foco de la gestión tradicional de proyectos para centrarse en la entrega continua de valor. Esta serie de principios se basa en la creación, análisis del resultado y mejora continua. Algo que es constante y rápido, con ciclos de entrega cortos que buscan la efectividad. 

Esta corriente surgió como una alternativa o solución a los problemas que presentaba la gestión tradicional, que se convertía en un proceso burocrático, lento, que no se adaptaba a los cambios y terminaba, la mayoría de las veces, en entregas de software que ya no cumplían con las necesidades del cliente. 

Agile es un sistema de trabajo con origen en el desarrollo de software, pero que, gracias a su efectividad, se ha trasladado a diferentes departamentos y empresas a lo largo de dos décadas. 

¿Te gustaría ser más eficaz en tu trabajo?

Consigue GRATIS nuestra guía sobre metodologías ágiles.

 

Los 12 principios del Manifiesto Ágil

El «Manifiesto Ágil» se basa en 12 principios para un mejor desarrollo de software: 

12 principios ágiles

  1. Satisfacer al cliente a través de la entrega temprana y continua de software con valor. 
  2. Aceptar que los requisitos cambian, incluso en etapas tardías del desarrollo. Los procesos ágiles aprovechan el cambio para proporcionar ventaja competitiva al cliente. 
  3. Entregar software funcional frecuentemente, entre dos semanas y dos meses, con preferencia al período de tiempo más corto posible. 
  4. Colaboración entre los responsables del negocio y los desarrolladores durante el proyecto. 
  5. Los proyectos se desarrollan en torno a individuos motivados. Hay que darles el entorno y el apoyo que necesitan, y confiarles la ejecución del trabajo. 
  6. La conversación cara a cara es el método más eficiente y efectivo para comunicar información al equipo de desarrollo y entre sus miembros. 
  7. El software funcionando es la medida principal de progreso. 
  8. Los procesos ágiles promueven el desarrollo sostenido. Los promotores, desarrolladores y usuarios debemos mantener un ritmo constante de forma indefinida. 
  9. La atención continua a la excelencia técnica y al buen diseño mejora la agilidad. 
  10. La simplicidad, o el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado. 
  11. Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños emergen de equipos autoorganizados. 
  12. A intervalos regulares, el equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo para, a continuación, ajustar y perfeccionar su comportamiento en consecuencia.

Los valores del Manifiesto Ágil 

En Plain Concepts, una de las cosas que más nos gusta de las metodologías ágiles son sus valores, unas ideas muy claras que nos permiten tomar decisiones de manera más rápida y eficiente ante una determinada situación o problemática. 

  • Valorar más a los individuos que a los procesos y las herramientas.
    El principal factor de éxito en un proyecto es la motivación de un equipo por hacerlo. Sin personas con conocimiento y actitud adecuada no se producen resultados. Los procesos deben ser un soporte para guiar el trabajo, y las herramientas una ayuda para mejorar la eficiencia. Sin embargo, los empleados son lo más importante. La gente motivada y feliz produce mucho más. 
  • Valorar más el software funcionando que la documentación exhaustiva.
    Lo que hace el software y lo bien que lo hace es la medida del progreso del proyecto.
    Este valor no significa que no haya que documentar nada, sino que nos recomienda que solo nos centremos en aquello que nos sea útil en cada momento. No todos los proyectos y equipos de desarrollo necesitan el mismo tipo de documentación. 
  • Valorar más la colaboración con el cliente que la negociación contractual.
    En el desarrollo ágil, la relación de colaboración cliente-proveedor debe estar antes que los acuerdos contractuales: se colabora estrechamente con el primero para buscar la consecución de los objetivos que maximicen el valor entregado. 
  • Valorar más la respuesta ante el cambio que seguir un plan.
    Las disciplinas de gestión de proyectos tradicionales se basan en la planificación y control para evitar desviaciones sobre el plan. Sin embargo, uno de los principales valores de la gestión ágil se basa en la adaptación al cambio. 

Las ventajas de las metodologías ágiles 

Trabajar con metodologías ágiles tiene muchas ventajas para la empresa en general y para los empleados en particular: 

Flexibilidad y adaptación al cambio

Aplicar metodologías ágiles significa hacer más manejables los proyectos: se pueden dividir en tareas más pequeñas y, por ejemplo, cambiar la fecha de entrega si surgen otras urgencias. 

Ciclos de entrega

En las metodologías ágiles, el desarrollo de un proyecto es un proceso iterativo e incremental. Al llegar al final de cada ciclo, el equipo puede comprobar si el desarrollo es óptimo o si hay que realizar cambios. De esta forma, se resuelven errores mucho antes de llegar al producto final o se vigilan gastos excesivos del presupuesto. 

Colaboración y transparencia con el cliente

Terminamos este recorrido por las ventajas de las metodologías ágiles hablando de cómo estas herramientas de trabajo aumentan la confianza entre compañía y cliente. Este último ve en todo momento el desarrollo del proyecto e intercambia opiniones con el equipo desarrollador para seguir avanzando. Gracias a la continua retroalimentación, la calidad del producto final es mayor. 

Las metodologías ágiles más utilizadas

Existen diferentes metodologías ágiles. En Plain Concepts, por ejemplo, usamos Kanban y Scrum. Pero hay alguna más, que también te explicamos. 

Scrum

Scrum es la metodología que más utilizamos en Plain Concepts, ya que, desde nuestra experiencia: 

  • Se adapta bien a la entrega continua de valor. 
  • Minimiza las pérdidas de productividad por cambios de contexto. 
  • Nos permite establecer objetivos claros con nuestros clientes. 

Scrum se basa en dividir el proyecto en sprints con el objetivo de realizar entregas regulares y parciales del producto final. 

 

Scrum

La metodología Scrum permite abordar proyectos complejos que exigen una flexibilidad y una rapidez esencial a la hora de ejecutar cambios y obtener resultados. 

La estrategia está orientada a gestionar riesgos y cambios que se puedan producir en desarrollos demasiado largos, mediante reuniones frecuentes para asegurar que el cumplimiento de los objetivos establecidos avanza en la buena dirección. 

Las liturgias (reuniones) son el pilar fundamental de la metodología. En ellas diferenciamos entre: 

  • Reuniones de planificación. Se revisa y valora únicamente lo que entrará en el siguiente sprint. 
  • Dailies. Reuniones diarias para hablar de avances y próximos pasos de cada miembro del equipo. 
  • Reuniones de revisión. Se inspecciona el resultado del sprint y se toman decisiones para abordar el siguiente. Scrum se basa en un proceso empírico en el que, en cada iteración, se añade nueva información de los usuarios, los clientes, el mercado… Esta se utiliza para adaptar y priorizar las siguientes tareas. 
  • Retrospectiva. Esta última es la más importante de todas, ya que se realiza después de un sprint para analizar resultados y proponer mejoras en los avances del proyecto. 

Los aspectos clave por los que se mueve Scrum son: flexibilidad, competitividad y productividad. 

Kanban 

La metodología ágil Kanban funciona cuando existe un flujo continuo de solicitudes de trabajo y nos movemos en un entorno de prioridades muy cambiantes o difíciles de establecer con cierta antelación. Está enfocada en mejorar ese flujo o proceso desde que se encarga el proyecto hasta que se entrega. 

Simplificando, la estrategia Kanban consiste en dividir las tareas del proyecto en estados; los estados de tareas más habituales son: 

  • Pendientes 
  • En proceso 
  • Terminadas 

Este modelo permite controlar la repetición de tareas o evitar que no se ejecute alguna de las tareas necesarias para obtener el producto o servicios finales. 

Las ventajas que proporciona esta metodología son: 

  • Planificación de tareas 
  • Mejora en el rendimiento de trabajo del equipo 
  • Métricas visuales 
  • Flujo continuo de entregas 

WIP o Work in Progress en Kanban 

Se puede establecer límite en el número de tareas que hay a la vez en cada estado. El WIP o Work in Progress (trabajo en progreso) fija la cantidad de trabajos en dichos estados, con el objetivo de que no existan atascos, se mantenga el ritmo y el equipo de desarrollo no se sature. 

El WIP fija tareas pequeñas y el objetivo de irlas terminando: cuando se termina con una, se comienza la siguiente. Una persona no tiene abiertas dos tareas a la vez, con el fin de concentrarse solo en una. 

Además, al minimizar el trabajo en curso y enfocarse en terminar tareas, se evitan cambios de contexto, lo que conlleva un acortamiento en los tiempos de entrega. 

Estos límites WIP hay que revisarlos si surgen imprevistos como peticiones del cliente, cambios en el equipo (nuevos miembros y salidas) o cambios en el mercado.  

Extreme Programming (XP) 

Las prácticas y principios ágiles Extreme Programming (XP) o programación extrema funcionan ante los cambios constantes que pide el cliente. Es decir, lo más importante es la adaptación en cualquier momento del proyecto. 

De esta forma, Extreme Programming no busca precisar desde el principio todas las partes o entregables del proyecto. El equipo técnico que aplica esta metodología sabe que hay mucha flexibilidad y afronta de manera más realista los imprevistos que si todo se planificara desde el comienzo. Ante dicha flexibilidad y adaptación a los constantes cambios, los proyectos se nutren de pequeños entregables o avances en cada una de sus fases. 

Los valores del Extreme Programming son: 

  • Comunicación entre los miembros del equipo. 
  • Simplicidad en el diseño para evitar gastos innecesarios en el desarrollo del proyecto y para que, tras su lanzamiento, sea más sencillo revisar o reparar. 
  • Feedback constante para reconocer las áreas de mejora en el equipo, seguir persiguiendo la simplicidad de diseño y perfeccionar el proyecto. 
  • Valentía para proponer cambios organizativos en el equipo que mejoren su eficiencia y para aceptar los cambios propuestos en el feedback. 
  • Respeto entre compañeros a la hora de comunicarse y hacerse comentarios para mejorar. 

valores del extreme programming¿Quieres saber más sobre metodologías ágiles?

Si quieres profundizar más en estas metodologías ágiles, conocer sus puntos fuertes o cómo elegir la más acorde a tu proyecto, te recomendamos ver este webinar:

Las metodologías ágiles te permiten entregar productos y servicios de mayor calidad, con unos costes y tiempos más reducidos que con otras metodologías más tradicionales. 

Si te interesa incorporar metodologías ágiles en tu empresa o necesitas ayuda para sacarles más provecho, no dudes en ponerte en contacto con nosotros: nuestros expertos podrán asesorarte. 

logo plain concepts
Autor
Plain Concepts
Rediscover the meaning of technology

¿Ya te vas?

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para estar al día de las últimas noticias, casos de éxito, novedades del sector y mucho más.

No mandamos spam y puedes darte de baja en cualquier momento.

Formulario de descarga

¡Gracias!